Consulta de Terapia Sexual y de Pareja

Psicólogos especializados en sexualidad y pareja
Terapias, asesoramiento, cursos y talleres
Contáctanos: contacto@sexoenlapiel.com +34 669.006.839

martes, 26 de febrero de 2013

Sexo anal con penetración: algunas claves para practicarlo

El sexo anal es una práctica que da mucha curiosidad y morbo a muchas personas; a otras, por el contrario, les da miedo y respeto. Vamos a comentar algunas claves que pueden sernos muy útiles si nos planteamos practicarlo.

Con el sexo anal se puede obtener mucho placer:

  • La zona del punto g de los hombres se encuentra cerca de la próstata y la mejor forma de acceder a ella es a través del ano. 
  • Muchas mujeres describen sensaciones increíbles al ser penetradas analmente 
  • La penetración puede proporcionar una gran sensación de complicidad y conexión con la pareja, algo que puede ser muy excitante y placentero
  • El sexo anal a veces está considerado una práctica tabú o prohibida; esto puede resultar muy morboso y, por tanto, producir mucha excitación y placer

El ano es una zona que no se dilata con tanta facilidad como la vagina, por lo que tendremos que tener cuidado para evitar molestias. Para ello:

  • Ambos miembros de la pareja deben estar de acuerdo con lo que van a hacer; la sexualidad es para disfrutar, por lo que debe ser en todo momento consentida, deseada y placentera. 
  • La persona que va a ser penetrada debe estar muy relajada y excitada
  • El lubricante es siempre un buen aliado, casi imprescindible cuando hablamos de penetración anal
  • En caso de notar molestias, suavizar los movimientos, añadir más lubricante, estimular para aumentar la excitación o parar la penetración 

El tema de la higiene es muy importante cuando hablamos de sexo anal, pues la zona del ano contiene restos de heces y es particularmente sensible a la rotura de los vasos capilares:
  • Utilizar preservativo es la única forma de prevenir las infecciones de transmisión sexual
  • Los vasos capilares de la zona del ano son muy delicados y pueden romperse con facilidad con la penetración, facilitando la infección de ambos miembros de la pareja
  • Por mucho que nos lavemos, el ano contendrá restos de heces que pueden provocar una infección en el miembro de la pareja que penetra; el preservativo es la única forma de prevenirlo
  • Dado que las paredes del ano son más duras que las de la vagina, es recomendable usar preservativos gruesos para minimizar la posibilidad de rotura de los mismos con el roce y el movimiento
  • Debemos cambiar el preservativo utilizado para la penetración anal si queremos realizar otro tipo de práctica sexual, como el sexo oral o la penetración vaginal; así evitaremos transferir las partículas infecciosas del ano a la vagina o a la boca
  • Una vez finalizada la penetración anal es conveniente que ambos miembros de la pareja se aseen
  • La persona que haya sido penetrada es posible que vaya expulsando restos de semen durante algún rato
Como cualquier otra práctica sexual el sexo anal puede producir mucho placer si es una experiencia deseada y consensuada. ¡A disfrutar!

Ana Lombardía.

Opiniones de mujeres sobre el sexo anal


Nos hemos mudado a

www.sexoenlapiel.com




A partir de ahora podrás seguirnos en la nueva web: ¡nuevos artículos y contenidos siempre actualizándose!

Y si quieres releer alguna entrada antigua, podrás seguir haciéndolo en este el blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario